sábado, marzo 24, 2007

AL-U-CINE...

Ayer, tarde de cortos: no había vestidos largos ni el glamour requerido en circunstancias similares, pero hubo estrenos: un documental sobre la gente del valle del Pas, Cantabria, y otros más actuales y menos clásicos. Lo bueno vino después. Como no podía ser de otra manera, la alcadesa asistía al evento. Tamibén Goyi y Mauricio. La técnica de cultura ponía voz de presentadora e intentaba "humanizar" las presentaciones. Los autores, cortitos de ideas: no eran los de un cuadro es un discurso, mas bien ni discurso ni cuadro... Evidentemente eran cortos y por eso cambio.
LAS COPAS:
Juan Antonio Moreno y yo nos vamos de copas. Nos encontramos en el remozado Donde Carlos, después Elena, con el nuevo título: Andaluces dos. Por cierto, estos andaluces no son de Jaen sino de la Barca Jeree, y cantaores de flamenco. Allí,entramos al mimso tiempo estabaan Goya y Mauricio. Como no podía ser de otra manera, hablamos de política.
Juan Antonio y yo subimos a conocer el nuevo bar, cuyo nombre no reuerdo, junto al Sotovento. Fueron vinos tranquilos con charla amigable sobre hijos, trabajos, esposas y poesía. ¿ O se puede separar las esposas de la poesía? Con las mujers propias, las esposas, se vive la poesía o se sufre la tragedia, en nuestros casos, en los dos, -aunque suene a edulcurante- vivimos la poesía que no se escribe. Se pueden soñar poemas externos, pero a esos se le busca en exceso la metáfora, es poesía elaborada, poesía de laboratorio donde en buscar la palabra exacta se pierde la emoción del vivir cotidiano, aunque el desfogue casual del encuentro cause el mismo resplandor del alucine de los fuegos de pólvora.
La poesía que nos ocupó tiempo fueron los escritos del abuelo de Juan Antonio. Me dejó el manuscrito hace unos días. Sólo he tenido tiempo de ojearlo por encima y de leer la carta que lo acompaña. Le comento que me ha impresionado el romance popular, el mismo romance en que se escribió el poema del mio Cid, el romance de frontera, el de Roncesvalles y en que se ha escrito toda la vida la historia sufiriente del castellano.Romance, descriptivo, sufriente, lírico y épico al mimso tiempo, romance sentido y vivido, romance sin falsedades, sincero, brotado a borbotones de la misma fuente de la vida. No se lo cuento así, me hubiera parecido pedante, pero es como lo siento. Admiro este tipo de poesía con la cual uno se desahoga sin necesidad de buscar la palabra concreta, porque la palabra utilizada, palabra sencilla, piedra pequeña, tiene tal fuerza, tal vigor, tal verdad que sobran los aditivos culteranos. Hablamos de eso y muchas cosas más. Fueron las copas agradables, después de una tarde de cine, de dos amigos que hablan.
TERCERA PARTE DE LA NOCHE DEL VIERNES
Cuando Juan Antonio Moreno y yo nos separamos, marchamos hacia nuestras casas. Invité a Beatriz a una copa en el bar nuevo. allí estaba el "tout Velilla". Elena, la antigua regente del bar, a quien besasmos y nos besó, pero no descubrió hacia donde había encaminado sus pasos, Nieves la de la Alacena, simática y cordial, Montse y sus amigas, El Cuco y los suyos, El nuevo gerente flotaba de felicidad de ver el local lleno, tamiben andaban por allí Susana y Fernando y podría seguir pero se pod´ria convertir esto en una crónica de sociedad donde no se terminaran los nombre. No era la emoción de la otra noche en San las dos, - ver entrada All tha's jazz- pero tenía gracia. Lugar para mirar y dejarse ver. Las aves nocturnas de este lugar tan lleno de aves
Un fin de semana puede ser asombros, Luz, te lo digo yo, ohh, ohh...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo Pedro, la poesía primero se siente, se vive y luego si quieres, decides que le puedes poner unas palabras bien o mal colocadas, ateniendote a las normas o no y entonces formas el poema y por casualidad o con intención lee otro u otra que a su vez, si siente algo, puede formar un nuevo poema que puede dejar escrito o no y así pasamos la tarde con cine, o sin cine, con copas amigos o sólos ...qué más da, que dirias tú, y asi vamos viviendo.

Besos. LUZ

pedro dijo...

Gracias, Luz. Estamos de acuerdo. Y si además de escribir charlamos con amigos, mejor que mejor.
Un besazo
Pedro