martes, marzo 09, 2010

¡¡EUROPA, PORCO GOVERNO!!

Terminé magisterio en Cáceres ( cuarto y reválida) en 1968. Año equinoccial en nuestro siglo pasado. Las cosas fueron como fueron y sorteando avatares llegué al 81 para aprobar por francés, -había ocho plazas y nos presentamos más de cien candidatos- las oposiciones de magisterio por una especialidad que nunca ejercí. Unos años antes me había casado-76- con mi amiga Beatriz - maestra pero del siguiente plan y prácticas pagadas- con la cual sigo compartiendo la amistad, la convivencia y tres hijos. Las cosas se pusieron serias y hubo que optar por una casa más grande de donde vivíamos, cuando éramos estudiantes y teníamos tres hijos. Nos vinimos a vivir a un pueblo en el extrarradio de Madrid -Velilla de San Antonio- donde compramos una casita con una hipoteca al 17 %. Nuestros hijos crecían. Apostamos por la formación. Todos los chicos de Velilla, era lo que se llevaba durante los noventa y los 2ooo , aspiraban a un piso de jóvenes, que conseguían. - Nunca estuve de acuerdo con dar piso a los jovenes y nunca los pedí, en cambio sí solicité becas para los que no quisieran pisos y nunca me las dieron. Nosotros: Beatriz, lo hijos y yo, apostamos por los viajes y los ERASMUS. Los Erasmus son unas becas que pagan los padres. Los chicos han de optar entre comprarse pisos, coche y carnet de conducir e hipotecarse por toda la vida o convencerse que vivir en otras latitudes, aprender otros idiomas, hacer amigos con otras apariencias y otras costumbres es tan rentable o más que lo primero. Por aquello de creerse que Europa es un buen refugio, igual que el Atlántico, Beatriz y Teresa, hicieron, cuando eran adolescentes- apenas veinte años- grandes maletas y se perdieron en las brumas de Alemania y Suecia. Siguieron sus carreras sin piso, sin coche, sin cernet de conducir, haciendo botellón en las calles de Berlin, Tubinga, Ratisbona, Upsala, Estocolmo, Paris, Londres, por supuesto en Velilla, Madrid, Mejorada, Cabezabellosa, Ahigal, Plasencia, Cáceres, tal vez Sevilla, Barcelona, Santiago de Compostela y Molina de Aragón (Se pusieron el mundo por montera que para eso eran "Boy Scout" solidarios mundiales -... Así conocieron gente de toda Europa sin grandes dificultades de pasar un fin de semana aquí o allá porque conocen los mecanismos del vuelo "atraparlo" y siempre hay otro alguien que les presta un hueco para dormir, dos euros para un bocata y una birra... y porque un fin de semana es tan barato en Berlín como en Madrid. Sólo es necesario echar mano de Internet.
Ahora Beatriz regresa de Alemania después de trabajar tres años de profesora de Español, porque le da la gana regresar. No tiene piso, no tiene coche, pero habla tres idiomas puede trabajar donde quiera. Teresa, hoy recién licenciada en Física, ya tiene una oferta de Upsala, Suecia, pero tampoco tiene coche, ni piso. ¡Qué alegría haber luchado toda la vida por borrar las fronteras! ¡ Se ven los frutos! El avión no es más caro que el autobús! Y no es necesario ser rico: estudiar y viajar es más baroto que comprar un piso de cooperativa. Dos sueldos de humildes funcionarios (maestros de escuela a los que nos quieren bajar el sueldo) que nunca llegaron a cobrar dos mil euros al mes. Los del ladrillos nos llamaban pobres. Invertir ¿dónde en formación o en clavos? Ese es el dilema.
Y Europa nos acogió. La crisis es consecuencia de que el dinero es más rentable inmediatamente en ladrillo que la formación. Y ahora nos toca pagar a todos. Pero Europa son estos muchachos que se mueven con facilidad y sin complejos, sin acritud y con mucho talante por todo el mundo.
A continuación podemos añadir el famoso dicho italiano: ¡Piove, porco Governo!!
PERO ASÍ SOMOS EUROPEOS, SALVAREMOS A EUROPA DE OTRAS GUERRAS Y NOS SALVAREMOS NOSOTROS MISMOS.

Enhorabuena Teresa, por terminar tu carrera de física - especialidad meteorología, con matricula de honor cuántica (UCM)- y enhorna buena , Beatriz - licenciada en clásicas y literatura comparada- porque vuelves a España donde tu mozo, bábaro, investiga acerca del cáncer en los laboratorios del CESIC, con una calificación de excelencia.
¡¡¡ Perdón por el orgullo, pero toda mi vida la dediqué a borrar fronteras y a creer en la formación!!!.
Juan; otro día te toca a ti.

3 comentarios:

Pepe dijo...

Hay cosas que no cambian. Siempre ha ocurrido que las generaciones por venir serán las mejores. Y tú, además, presumes con razón de haber catalizado este proceso. Gracias, compañero, por difundir y estar orgulloso de las ideas que otros han querido siempre usar como puñales contra tí y que siempre serán las que nos mantengan felizmente en nuestros ideales. No pasarán. Nunca pasarán. Salud.

Annabel M. Z. dijo...

Y además tus hijos serán buenas personas, ¿no?. Qué envidia, chico. ;)

(solo tengo una hija, aún tiene ocho años, tomo nota de tu experiencia).

Kety dijo...

Pedro, de pedir perdón, nada, que es un orgullo muy grande tener unos hijos así.

Por suerte, no todos los jóvenes son como los pintan.

Mi Enhorabuena.

¡Qué te voy a contar yo!